Últimos temas
»  7. Dados
Vie Ago 19, 2016 3:14 pm por El Alcalde

»  3. Rangos
Vie Ago 19, 2016 3:11 pm por El Alcalde

» 2. Grupos
Vie Ago 19, 2016 3:10 pm por El Alcalde

» 1. Ambientación
Vie Ago 19, 2016 3:07 pm por El Alcalde

» A blond event || Privado
Lun Ago 08, 2016 6:25 pm por Invitado

» 5. Etapas de posesiones
Miér Jul 06, 2016 6:21 pm por El Alcalde

» 6. Normas del foro
Miér Jul 06, 2016 6:15 pm por El Alcalde

» 4. Ritos del pueblo
Miér Jul 06, 2016 5:59 pm por Julien Allric

Afiliados del Foro
Afiliados hermanos 0/5
Directorios y Recursos
Afiliados Elite 0/44

1. Ambientación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo



Mensaje por El Alcalde el Vie Ago 19, 2016 3:07 pm

El comienzo

Kigallville se fundó en el año 1689 cuando un hombre llamado Sinhué Josses dijo haber sido llamado por dios para fundar un pueblo sagrado donde todos serían bendecidos. Lo que los seguidores de Josses no sabían, es que no estaban siguiendo a un hombre de dios sino a un hombre que se consagraba a un demonio llamado Pazuzu.

Todo pareció ir de maravilla, eran una comunidad que convivía en armonía… hasta que comenzó la primera caza, los habitantes se sintieron aterrorizados, la sangre corría por todos lados, el pequeño riachuelo que estaba detrás de la iglesia comenzó a teñirse de sangre. Podrías imaginarte que era la gente de Sinhué los que estaban matando a la gente del pueblo por no seguir sus creencias, pero no era así: Los cristianos del pueblo vecino no tardaron en enterarse de que el pueblo no se regía por las normas del cristianismo sino que alababan a un dios que no pertenecía ni siquiera a su cultura, que eran fieles seguidores de un demonio que los asustaba y eso les provocaba inquietud… odio.

Se creó una caza de brujas en contra de los seguidores de Pazuzu, los habitantes vivieron una guerra que duró varios meses, sin saber que esa persecución y matanza sería el primer capítulo de una historia que invertiría los roles.

Muchas personas murieron en la guerra de creencias, pero finalmente los creyentes de Pazuzu ganaron y cerraron las puertas durante muchos años para que ningún cristiano entrara en el lugar… para que ninguna religión que fuese la de ellos pudiera asentarse en el pueblo.



Año 2016


Los años pasaron, las generaciones fueron cambiando y de a poco el pueblo comenzó a dejar entrar turistas, incluso algunos se enamoraban tanto del paisaje que decidían asentarse ahí para siempre. Fue una transición difícil, comprendían que las visitas de afuera ayudaban mucho en su economía.

Los nuevos gobernantes del pueblo, descendientes de Sinhué, crearon la feria del pueblo donde había juegos, bailes, cantos y otras celebraciones que atraían la buena convivencia, que hacía creer a los de afuera que eran un pueblo normal. Sin embargo, hay cosas de las que no se hablan apenas entras al pueblo, no quieren que lo sepas, sus habitantes te tienden una trampa: en ese lugar hermoso del que te enamoras, viven personas que son fieles a su religión, a sus ritos, a sus dioses. Ellos hacen lo que su dios les dice, o los demonios que rondan en el bosque someterán sus almas a una eterna tortura.

La regla es simple: o te unes a sus creencias, o serás el alimento de ellas.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
“welcome”

to Kigallville


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.